Desvinculación laboral simultánea a la difusión pública de la relación sentimental de la actora, que se desempeñaba como preceptora, con un ex alumno de la institución educativa ... Despido Discriminatorio | Abogado Laboralista
Despido Discriminatorio

Despido Discriminatorio

Abogado Laboral

Despido discriminatorio y aspectos inherentes a la vida privada del trabajador

Sentencia arbitraria – Omisión de la sentencia impugnada de ponderar que cualquier restricción del derecho a trabajar de un empleado, motivada en la valoración de aspectos de su vida privada que no guardan relación con las obligaciones que emergen del contrato de trabajo, puede configurar un acto discriminatorio –

Desvinculación laboral simultánea a la difusión pública de la relación sentimental de la actora, que se desempeñaba como preceptora, con un ex alumno de la institución educativa demandada y a las reacciones negativas que este hecho provocó en la comunidad educativa –

Sentencia que rechazó el pedido de nulidad del despido y la reinstalación con base en que las circunstancias que rodearon el despido obedecieron al cumplimiento de obligaciones laborales de manera contraria a las directivas emanadas del empleador

Falta de respuesta a los agravios de la actora que resultaban conducentes para la solución del litigio –

Desconocimiento de los estándares vigentes para analizar los supuestos de despido discriminatorio en los términos de la ley 23.592, que debe ser interpretada en consonancia con las normas constitucionales concordantes –

La regla interpretativa para establecer si existe trato discriminatorio no consiste en la realización de un examen comparativo referencial, sino en establecer si el trato cuestionado tiene una justificación objetiva y razonable –

Deber del tribunal laboral de analizar si existió alguna circunstancia que justifique, de manera razonable, una intromisión o restricción de la esfera de privacidad de la trabajadora – Despido Discriminatorio

Corresponde al demandado a quien se reprocha la comisión del trato impugnado, la prueba de que este tuvo como causa un motivo objetivo y razonable ajeno a toda discriminación –

Al respecto, la Corte Suprema ha señalado que cuando se discute la existencia de medidas discriminatorias en el ámbito de la relación de empleo, dada la notoria dificultad, por la particularidad de estos casos, para la parte que afirma un motivo discriminatorio resultará suficiente con la acreditación de hechos que, prima facie evaluados, resulten idóneos para inducir su existencia, supuesto en el cual corresponderá al demandado a quien se reprocha la comisión del trato impugnado, la prueba de que este tuvo como causa un motivo objetivo y razonable ajeno a toda discriminación (Fallos: 334:1387, “Pellicori”; considerandos 6° y 11° Y 337:611, “Sisnero”, considerando 5°) – Se revoca la sentencia apelada.

Despido Discriminatorio

Fallo completo de Despido Discriminatorio

DESPIDO-DISCRIMINATORIO-FALLO-CSJ-000754_2016_RH001

DESPIDO DISCRIMINATORIO – SENTENCIA ARBITRARIA – OMISION EN EL PRONUNCIAMIENTO – DERECHO DE DEFENSA – IGUALDAD – NO DISCRIMINACION – DEFECTOS EN LA CONSIDERACION DE EXTREMOS CONDUCENTES

Es arbitraria la sentencia que consideró que el despido de quien se desempeñaba como preceptora en un colegio no era discriminatorio, pues el tribunal prescindió de dar respuesta a los agravios de la actora que resultaban conducentes para la solución del litigio y a su vez, al actuar de ese y sostener que el despido se produjo por el incumplimiento de obligaciones laborales a cargo de la trabajadora, el superior tribunal no solo afectó el derecho de defensa de la recurrente sino que convalidó la decisión sobre el fondo del asunto, dejando firme una interpretación de la ley 23.592 que frustra el remedio federal invocado y la garantía de igualdad y no discriminación (14 bis, 16, 17, 43 y 75, inc, 22, Constitución Nacional). -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

DESPIDO DISCRIMINATORIO – SENTENCIA ARBITRARIA – OMISION EN EL PRONUNCIAMIENTO – FUNDAMENTOS DE LA SENTENCIA

Corresponde revocar la sentencia que consideró que el despido de quien se desempeñaba como preceptora en un colegio no era discriminatorio, pues al rechazar el recurso local, el máximo tribunal provincial no abordó suficientemente los agravios formulados por la actora y mediante la invocación de una fórmula dogmática sostuvo que las alegaciones de la recurrente respecto de la violación de derechos y garantías constitucionales prescindieron de los presupuestos fácticos que rodearon el despido, respecto de lo cual valoró, en particular, el supuesto incumplimiento de las obligaciones laborales a cargo de la actora, y la oferta que le efectuara la escuela de conservación de la relación laboral con otra modalidad de tareas. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

DESPIDO DISCRIMINATORIO – SENTENCIA ARBITRARIA – NO DISCRIMINACION – VALORACION DE CIRCUNSTANCIAS DE HECHO Y PRUEBA – OMISION EN EL PRONUNCIAMIENTO

Es arbitraria la sentencia que consideró que el despido de quien se desempeñaba como preceptora en un colegio no era discriminatorio, toda vez que el tribunal soslayó considerar que existía un planteo serio sobre la existencia de una conducta discriminatoria del empleador, basado en que la desvinculación laboral fue simultánea a la difusión pública de la relación sentimental de la actora con un exalumno de la escuela y a las reacciones negativas que este hecho provocó en la comunidad educativa, en tanto al decidir de ese modo, a su vez, omitió ponderar que cualquier restricción del derecho a trabajar de un empleado, motivada en la valoración de aspectos de su vida privada que no guardan relación con las obligaciones que emergen del contrato de trabajo, puede configurar un acto discriminatorio en los términos de la ley 23.592. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

NO DISCRIMINACION – IGUALDAD – ACTOS DISCRIMINATORIOS – DESPIDO DISCRIMINATORIO

La ley 23.592 enumera como actos discriminatorios algunas motivaciones especialmente prohibidas que, sin embargo, no son taxativas pues, aquellas conductas dirigidas a perseguir a grupos estructural o históricamente excluidos, no agotan los supuestos de conductas discriminatorias que sanciona la ley; así todo tratamiento arbitrario, que tenga por objeto o por resultado, impedir, obstruir o restringir o de algún modo menoscabar el pleno ejercicio sobre bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales reconocidas por la Constitución Nacional, constituye un acto discriminatorio en los términos del primer párrafo del artículo 1 de la ley citada. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

NO DISCRIMINACION – ACTOS DISCRIMINATORIOS – DESPIDO DISCRIMINATORIO – DERECHO A LA INTIMIDAD – CONTRATO DE TRABAJO

La ley 23.592 contempla las acciones discriminatorias basadas en la ponderación negativa de conductas, hábitos, sentimientos o creencias, estado de salud, apariencia física, condiciones o características personales o formas familiares, que integran la esfera íntima y autónoma de la persona que trabaja y que, por tal razón, se encuentran reservadas a su fuero personal y deben quedar inmunes a la injerencia arbitraria del Estado y de los particulares, de modo que estos aspectos inherentes a la vida íntima del trabajador no pueden, prima facie, acarrear consecuencias jurídicas en la relación de empleo. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

CONTRATO DE TRABAJO – NO DISCRIMINACION – DESPIDO DISCRIMINATORIO – ACTOS DISCRIMINATORIOS – DERECHO A LA INTIMIDAD

La LCT, desde su sanción, contiene disposiciones dirigidas a preservar a los trabajadores de determinados comportamientos patronales que se reputan discriminatorios precisamente por asignar consecuencias en la esfera contractual a actos que pertenecen a la vida privada y así pretenden evitar que la empresa someta a su propio juicio el proyecto de vida de quien trabaja bajo su dependencia económica, o le imponga paternalmente modelos o estereotipos de conducta pues, por más amplia que resulte la autoridad del empleador, las facultades de dirección deben ejercitarse con carácter funcional y la actividad de la empresa no puede utilizarse como excusa para la anulación de derechos constitucionales (arts. 65 y 68, LCT). -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

ACTOS DISCRIMINATORIOS – CONTRATO DE TRABAJO – DESPIDO DISCRIMINATORIO – DERECHO A LA INTIMIDAD

La conducta del empleador que de algún modo restringe derechos del trabajador y que resulta motivada en aspectos de su vida privada, como la elección de una pareja, que no guardan relación con las obligaciones emergentes del contrato de trabajo, puede configurar un trato discriminatorio comprendido en el artículo 1 de la ley 23.592, extremo que el tribunal tiene la obligación de analizar cuidadosamente en el caso. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

NO DISCRIMINACION – ACTOS DISCRIMINATORIOS – DESPIDO DISCRIMINATORIO

La regla interpretativa para establecer si en un caso existe trato discriminatorio no consiste en la realización de un examen comparativo referencial, sino en establecer si el trato cuestionado tiene una justificación objetiva y razonable; ello implica evaluar si ese trato persigue fines legítimos y si es un medio adecuado para alcanzar los fines perseguidos. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

DESPIDO DISCRIMINATORIO – DERECHO A LA INTIMIDAD

Cuando se trata de un despido potencialmente discriminatorio resulta necesario indagar en la relación que media entre los aspectos de la esfera privada de la personalidad, valorados como antecedentes del distracto, y la prestación laboral que emerge del contrato en función de la organización del trabajo en la empresa. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

DESPIDO DISCRIMINATORIO – SENTENCIA ARBITRARIA – VALORACION DE CIRCUNSTANCIAS DE HECHO Y PRUEBA – DERECHO A LA INTIMIDAD

Es arbitraria la sentencia que consideró que el despido de quien se desempeñaba como preceptora en un colegio no era discriminatorio, pues el tribunal debió examinar si, más allá de que la empleadora no hubiere expresado la causa de la desvinculación de la actora, el despido pudo haberse producido como resultado directo de la difusión pública del vínculo afectivo entre aquella y un exalumno, mayor de edad, que no tenía a esa fecha nexo alguno con el establecimiento escolar, y si, en tal caso, una decisión basada en esos motivos, tenía una justificación objetiva y razonable. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

DESPIDO DISCRIMINATORIO – SENTENCIA ARBITRARIA – DERECHO A LA INTIMIDAD

Es arbitraria la sentencia que consideró que el despido de quien se desempeñaba como preceptora en un colegio no era discriminatorio, toda vez que el a quo debió merituar que la escuela accionada no argumentó que la difusión pública de esa relación pudiera afectar de manera directa e inmediata las obligaciones propias de la actividad laboral que prestaba la actora, más allá de la mención genérica a las repercusiones negativas que esta relación habría causado en la comunidad educativa y que bien podrían responder a otros factores, extraños a la actividad pedagógica, e influenciados por estereotipos, como la diferencia de edad entre ambos y el hecho de que se tratara de un exalumno de la escuela; es decir si existió alguna circunstancia que justifique, de manera razonable, una intromisión o restricción de la esfera de privacidad de la trabajadora.. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

DESPIDO DISCRIMINATORIO – ACTOS DISCRIMINATORIOS – CARGA DE LA PRUEBA

Cuando se discute la existencia de medidas discriminatorias en el ámbito de la relación de empleo, dada la notoria dificultad, por la particularidad de estos casos, para la parte que afirma un motivo discriminatorio resultará suficiente con la acreditación de hechos que, prima facie evaluados, resulten idóneos para inducir su existencia, supuesto en el cual corresponderá al demandado a quien se reprocha la comisión del trato impugnado, la prueba de que este tuvo como causa un motivo objetivo y razonable ajeno a toda discriminación. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

ACTOS DISCRIMINATORIOS – DESPIDO DISCRIMINATORIO – CARGA DE LA PRUEBA

La imposición del a quo a la docente despedida de la carga de acreditar que el trato recibido fue disímil del que la empleadora le habría otorgado a otros empleados en las mismas circunstancias resulta absurda, no sólo porque es improbable que la actora pueda acreditar una situación idéntica a la suya, sino además porque si la conducta impugnada expresara una política de la institución dirigida a inmiscuirse por igual en aspectos de la vida íntima de todos los docentes y preceptores de la escuela, nada de ello alteraría su eventual naturaleza discriminatoria. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

DESPIDO DISCRIMINATORIO – SENTENCIA ARBITRARIA – ACTOS DISCRIMINATORIOS – OMISION EN EL PRONUNCIAMIENTO

Es arbitraria la sentencia que consideró que el despido de quien se desempeñaba como preceptora en un colegio no era discriminatorio, pues el tribunal a quo supone que el hecho de que el colegio hiciera una oferta de cambio de modalidad de tareas bajo apercibimiento de rescindir el vínculo descarta la existencia de un proceder discriminatorio; suposición que es dogmática y deja sin tratar el agravio de la recurrente, quien precisamente afirma que su aparición en un programa televisivo en el que se hizo pública su relación sentimental con un ex alumno, a la sazón mayor de edad, no puede conducir —ni directamente ni previa oferta de cambio de modalidad de tareas— a la rescisión de la relación laboral, por lo que el a quo debía examinar en consecuencia si, de acuerdo con las constancias de autos, el despido pudo haberse producido como resultado de dicha circunstancia prima facie discriminatoria y si, en tal caso, la empleadora demostró que el móvil fue ajeno a toda discriminación (Voto del juez Rosenkrantz).

DESPIDO DISCRIMINATORIO – SENTENCIA ARBITRARIA – ACTOS DISCRIMINATORIOS – OMISION EN EL PRONUNCIAMIENTO – CARGA DE LA PRUEBA

Es arbitraria la sentencia que consideró que el despido de quien se desempeñaba como preceptora en un colegio no era discriminatorio, pues según el propio colegio, la desvinculación obedeció a una combinación de motivos y si bien algunos de ellos podrían contar como incumplimiento de obligaciones laborales en la medida en que existen pautas de conducta y de relacionamiento y deberes específicos cuyo cumplimiento el empleador puede legítimamente exigir especialmente si se trata de un colegio secundario, el punto central para determinar si el despido pudo ser arbitrario consistía en establecer si la difusión de la relación sentimental de la actora con quien fuera un alumno del colegio tuvo también incidencia determinante en la decisión rescisoria y si, siendo ello prima facie discriminatorio, la empleadora logró probar que no lo fue (Voto del juez Rosenkrantz).

DESPIDO DISCRIMINATORIO – ACTOS DISCRIMINATORIOS – NO DISCRIMINACION – CARGA DE LA PRUEBA

La facultad de despedir sin causa reconoce límites en la ley 23.592 y, por consiguiente, no puede encubrir un trato discriminatorio; si se denuncia que una circunstancia prima facie discriminatoria fue determinante de la disolución del vínculo, pesa sobre el empleador la carga de acreditar que dicha circunstancia no fue el móvil del despido o que resulta ajena a toda discriminación y, en caso de que sostenga que la rescisión obedece a una combinación de motivos, el tribunal debe asegurarse de que, de acuerdo a la prueba rendida, ninguno de ellos sea efectivamente discriminatorio (Voto del juez Rosenkrantz).

RECURSO EXTRAORDINARIO – SUPERIORES TRIBUNALES DE PROVINCIA – SENTENCIA ARBITRARIA – EXCESO RITUAL MANIFIESTO – OMISION EN EL PRONUNCIAMIENTO

Corresponde habilitar el remedio federal, pues si bien los pronunciamientos de los superiores tribunales provinciales que deciden acerca de los recursos de orden local no son, en principio, susceptibles de revisión por medio del recurso extraordinario por revestir carácter netamente procesal, procede admitir la excepción cuando el examen de los requisitos de admisión se efectúa con injustificado rigor formal, y lo decidido soslaya el tratamiento de cuestiones decisivas oportunamente introducidas por las partes. -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite-

Ultimos Tweets

    Message: Could not authenticate you., Please check your Twitter Authentication Data or internet connection.
Close
Please support the site
By clicking any of these buttons you help our site to get better
WhatsApp chat